domingo, julio 23, 2006

Un largo día



Powered by Castpost

[Nick Lachey - What's left of me]


31 horas despierto (salvo 20 min. la mañana del sábado), 15 durmiendo. Se acaban las 2 semanas de vacaciones invernales, comienza el segundo round-semestre. Concilio Nocturno fue agotador, pero gratificante saber que estuviste ahí para cientos (?) de roleros expectantes. Como dijo Bicho alguna vez (sin cursivas pues no recuerdo las palabras exactas): esto es lo más cercano a un trabajo de verdad, está a medio camino entre un proyecto de amigos na` real job. Todavía es algo que tengo que masticar (nocturno). Y después de mucho hace preguntarme, ¿realmente quiero este tipo de responsabilidad?


who knows...

Esto de las dudas. Todavía está muy encima para tomar una desición; y es una bofetada fuerte si lo piensas desde mi prisma; no sé que piense la mayoría, pero es primera vez que tengo que asumir desta manera tantas responsabilidades -una cuestión repentina-, me pareció estar en más de un lugar (más de una vez). No sé, Chile es un país sísmico (tiene coherencia, déjame terminar la idea), pero hasta la fecha no he vivido ninguno "emblemático", y los remezones -como este- están integrados a nuestra actitud país, 'si que es normal que lo piense (o al menos asumir que lo he pensado). Lo pensaré después. Hay mucho flujo inconsciente del que empaparme.

Y hablando del inconsciente, corrientes de la con-ciencia originadoras de imágenes, definitivo e irreductible en el proceso de la creación del guión del largo. La historia está lista (¿qué historia?). La historia de la mejor película chilena nunca antes proyectada y postulando a concurso. Hay que trabajar el guión. Del guión a los diálogos, y a lo que quiero decir (en esta y en otras ocasiones), y el paso libre de las palabras.

Palabras en la conversación matutina provechosamente observada. TVN, UNA BELLEZA NUEVA, todos los domingos (desde hoy) a las 11 AM, conduce Cristián Warnken; Alejandro Jodorowsky ("Ojodeoro") tomó las palabras de su propio dialogar interno en una bella conversación (poética) y enseñó a un público atento que el arte debe ser sanador (en esta época), y debemos crear un arte multifacético no-masturbador capaz de sanar nuestro corazones; embellecer el lenguaje como una aspiración, no buscar la verdad sino la autenticidad. Opiniones propias, las tengo en el orden de la racionalidad; sin embargo en el orden del sentimiento asumo el sentido y sentimiento. El mundo aristotélico (nuestro legado occidental-cultural) es el mundo de las dualidades, el conocer a Dios como una dualidad, pues establece un conocedor y un conocido (sutilezas del lenguaje, nuestro operar racional), pero sentir a Dios es unidad. Hacia allá debemos apuntar.


El sentimiento (el mío) está en sano equilibrio al saberse (sentirse) auténtico sin temor a lo que es. Hay que "jugársela" por lo que uno cree, por lo que uno siente. Siento que existe una conexión entre nos, y no proviene de lo que pienso. Pero establecemos paredes. Hay que creerle a los sueños. ¿Me creerás tú a mí?

Largo día de 46 horas.


2 comentarios:

Apnea dijo...

Te repito las mil y una felicitacion por tu trabajo...

Las responsabilidades aparecen a medida que avanzas en tu vida y estas en todo tu derecho de aceptarlas o no... piensalo de verdad, con un cafe, un te o un amigo para que te acompañe... es bueno siempre saber que se quiere ;)... y bueno, cualquier cosa solo dilo... seras escuchado...


Saludos, nos vemos en la U

Kandor dijo...

Son las preguntas que a mi también me atacan...

...¿atacan?



Será.

Largo día. Bien. Bondadoso en sus esferas propias.



Un gusto.