miércoles, septiembre 20, 2006

Hoy


Hace treinta minutos acababa de construir, mentalmente, una hermosa melodía. No había papel en mano, las calles se desplazaban al ritmo del vals, y una dulce voz elevó sus notas en el aire. Sus delicados labios emergieron dulces y serenos. Pero olvidé.

Evocaciones. Para recordar, para revivir aquella curiosa belleza.


5 comentarios:

Lex Hoffmann dijo...

(8)
Nadie me lee
Todos me odian
Porque me comí un gusanito
(8)


En verdad no, ninguna de las tres proposiciones escritas como tres líneas de una triple canción.

Meluna dijo...

sabes...
42:2= 21 ...2+1=3

(waaa...casi colapsa mi cerebro con aquél cálculo matemático!)

tres veces tres? como la cutioncita del otro día.

No coma gusanos, T_T ellos quieren vivir!

Saludos...^-^ (su "amigui")

Boz dijo...

no entendi, exigo uan explicacion.

salu2

Robert dijo...

es curioso que mencionaras el Vals en tu "entrada"...

Me siento con ganas de bailar valses =P

Zarat dijo...

quizás no era para plasmarla en papel.saludos =D